info@enperu.org

Menu

Danza del Sitaracuy: Honrando a las «Hormigas Que Muerden»

La Danza del Sitaracuy es una expresión cultural arraigada en la región, cuyo nombre quechua evoca a las hormigas salvajes del lugar. En esta danza, las parejas se sumergen en el ritmo acompasado, emulando la actitud de los furiosos «Sitaracos». La peculiaridad radica en los pellizcos, que simulan las mordeduras de estas hormigas, y los danzantes expresan el dolor mientras se mueven al compás.

Un Baile de Intensidad y Movimiento

Este ritmo vigoroso invita a saltar y agitar las manos, con movimientos que inclinan el cuerpo hacia adelante y hacia atrás simultáneamente. La música marca el momento de los pellizcos, que pueden ser dados por cualquier danzante en cualquier parte del cuerpo, desafiando a los demás a esquivarlos habilidosamente.

Atuendo Tradicional y Música Ambulante

La vestimenta característica para esta danza consta preferiblemente de dos piezas: una falda floreada y una blusa, sin calzado u otros accesorios. Los músicos, por su parte, pueden desplazarse lentamente por el salón de baile, eventualmente ocupando el centro del mismo, marcando el compás con sus melodías.

Celebrando la Entrega de Votos a San Juan Bautista

La festividad de la Entrega de Votos a San Juan Bautista, que tiene lugar el 24 de junio de cada año en toda la selva peruana, conmemora esta tradición arraigada. El plato principal, el Juane de Arroz con presas de gallina, aceitunas y aderezos envueltos en hoja de bijao, es el protagonista culinario de la ocasión. La comunidad se reúne para disfrutar de esta comida y celebrar con salidas al campo, manteniendo viva la tradición de San Juan, cuyo origen se entrelaza con la historia del patrón de la ciudad de las fronteras de Chachapoyas, quien, según la leyenda, fue decapitado por negarse a cumplir los deseos sexuales del rey Herodes. El Juane, símbolo de su cabeza decapitada presentada en una bandeja de plata, encarna esta conexión ancestral con la región amazónica.