info@enperu.org +51 84231577

Susapaya

RESEÑA HISTÓRICA

El Distrito de Susapaya fue creado el 26 de Octubre de 1955, por ley Nº 1236, durante el Gobierno que presidió el General Manuel A. Odría.

Origen

Los numerosos sitios con huellas de pinturas rupestres en Susapaya, hablan de una muy antigua presencia del hombre en su comarca. Sin embargo, su época de esplendor, por los restos arqueológicos que se han logrado hallar, parece haber sido el período inmediato anterior a la llegada de los Incas, durante el siglo XV. Esta época pudo tener su origen, con la llegada de los aymara Lupaqa desde las orillas del Titicaca, a la caída del imperio de Tiahuanaco, alrededor del siglo XII de nuestra era.

Entonces, existían en el territorio, importantes asentamientos como Kileqollo, K’anamarka y Qoñiqollo. La presencia inca en la comarca es muy notoria, puesto que en estos mismos asentamientos, es factible encontrar evidencia de una importante ocupación inca, que Tarata era un importante punto de conexión con diversas regiones.

La época colonial marcó el declive de estas poblaciones. La introducción de nuevas enfermedades y la Mita minera, que debían cumplir los indígenas de este distrito en los grandes centros mineros, parecen haber marcado su ocaso. Por lo menos, para el Distrito de Susapaya, es bien conocido que quedó totalmente despoblado, aun cuando cuenta con numerosa tierra de cultivo, tanto plana como en andenería.

Se sabe que su repoblamiento se dio en el siglo XIX, cuando familias provenientes de Puno, se asientan gradualmente en el lugar, siendo ellos los fundadores del actual pueblo y revitalizadores de esta histórica localidad. Susapaya fue reconocida como comunidad indígena un 17 de noviembre de 1937, entonces era un anexo del distrito de Ticaco.

El Distrito de Susapaya está constituido por los anexos de Cano, Molleraco, Queulliri, Jaruma (“agua amarga”), Tacjata, Vilacota (“laguna roja”) y Yabroco. Comprende una extensión territorial de 373.21 kilómetros cuadrados.