info@enperu.org +51 84231577

Bienvenidos al departamento de Pasco

El departamento de Pasco es un departamento del centro del Perú.

Está ubicado en la parte central del país, al este de la cordillera occidental, con zonas andinas y de selva alta y media del río Pachitea. Su capital, la ciudad de Cerro de Pasco, con una altitud de casi 4.000 msnm, es la más alta del país. Limita al norte con Huánuco; al sur con Junín; el este, con Ucayali; y al oeste con Lima.

El Departamento tiene una extensión de 25.319.59 kilómetros cuadrados y se divide en tres provincias: Pasco, Daniel A. Carrión, Oxapampa.

La configuración geográfica del Departamento es de una singularidad extraordinaria, por estar ubicado en el Nudo de Pasco, una elevación de los Andes que distribuye en distintos sentidos los caudales de los ríos Marañón, Huallaga y Mantaro, que forman el núcleo hidrográfico más importante del territorio peruano. La segunda cuenca de esta región está conformada por los ríos Huancabamba, Palcazú y Ancayali, que desembocan en el río Pachitea, cuyos cauces forman la rica provincia de Oxapampa. Asimismo, existe una serie de monumentos arqueológicos, como las ruinas de Huirín en Yamahuanca; las de Yarus, en la altura de Huariaca y las de Puntac Marca, a 8 kilómetros de Pasco.

Quizá la región de mayor atracción turística es el valle de Oxapampa, fundado por los pioneros de la colonia alemana del Pozuzo. Por otro lado, Puntacmarca Ruinas es una ciudad pre-inca, esto es, un conjunto de construcciones protegidas por una muralla que, al parecer, tenía el objeto de defender el ingreso a la zona. Y luego puede visitarse el extraño y bello Bosque de Piedras de Huayllay, que es un contrafuerte de rocas multiformes y enormes, labradas por las lluvias y el viento en un elevado y solitario paraje.

Los mejores destinos turísticos de Pasco

Recomendados para esta temporada!

Novedades del departamento de Pasco

  • Pasco: ​En cementerio de Ninacaca sorprende creatividad de lápidas

    noticia

    El cementerio San Pedro de Ninacaca, ubicado a 40 kilómetros de la ciudad de Cerro de Pasco, año tras año se convierte en el nuevo atractivo turístico cada primero de noviembre en la festividad de todos los Santos, gracias a un modelo de surrealismo y creatividad en las lápidas y tumbas. Lo que más llama la curiosidad de los asistentes, es sin lugar a dudas, que dentro del cementerio faltan cruces, ya que estas han sido cambiadas por estructuras que de alguna manera identificaron a la persona que partió al más allá.