info@enperu.org +51 84231577

Ricran

Las diversas ocupaciones durante la historia es evidente hasta la actualidad gracias a los restos arqueológicos que permanecen en las zonas altas de los cerros del territorio.

Antecedentes antes de su fundación

Los orígenes de los primeros asentamientos humanos dataría de hace unos 7.000 años antes de Cristo; esta evidencia es presentada en las investigaciones del arqueólogo Manuel  Perales, quien  señala que las pinturas rupestres de Llamapinta probablemente hayan sido ejecutados por grupos de cazadores y recolectores, destacando el hallazgo en Oyuncuy de una punta de proyectil cuya forma y calidad de acabados evidencian la presencia de estos hombres que habrían aprovechado lo peculiar  de la geografía para la caza de venados y guanacos descendiendo desde la cordillera del Apohuayhuay. Aunque, no se ha precisado la época en que los antiguos pobladores de Ricrán se asentaron en las cumbres de los cerros elevados y escarpados para ubicar sus viviendas, por las características  que presentan las antiguas “malcas” de las alturas de Huaracayo, Uyash, Pariamarca y Huaja (sitios arqueológicos que permanecen hasta la actualidad) ya habrían existido desde 1,000 años después de Cristo. Las investigaciones de Manuel Perales, afirman que el poder político estaba centralizado en un “Sinchi” o líder en cada lugar; los pueblos de Huarancayo, Huacrash, Culimalca, Pariamarca y Huaja, estuvieron controlados por el poder político hasta por lo menos el año 1460 después de Cristo.

Sobre la presencia de los Incas en Ricrán existen pocas evidencias como algunos restos de cerámica y vestigios de una construcción rectangular con patrones arquitectónicos incas hallados al pie del Apohuayhuay, según las crónicas, considerado la principal divinidad de los Taramas.

Durante la colonia, se conoce que Ricrán pertenecía a la demarcación eclesiástica de la provincia de Jauja; es en el siglo XVIII, donde se menciona al pueblo como anexo del Curato de Jauja.En 1998, tras analizar documentos coloniales sobre las antiguas haciendas de Apaycancha, Yuracmayo, Ayas, Maco y Apaycanchilla, ubicadas en el valle del río Shururuyoc, se concluyó que estuvieron bajos la jurisdicción y administración de los curatos de Tarma hasta los siglos XVII y XVIII, cuando las perdieron a raíz de donaciones, embargos, ventas forzadas e inclusive, invasiones como la que sufrió la hacienda Yuracmayo a manos de indígenas procedentes de Ricrán. Existen documentos inéditos del siglo XVIII, referentes a procesos judiciales habidos por la posición de pastizales entre algunos españoles y los indigentes del ayllu Vico Huarancayo de Ricrán. En estos textos, se señalan los límites del mencionado ayllu. Sobre la época del surgimiento de las primeras aldeas: agricultores y pastores, así como la consolidación de la agricultura y la ganadería aún no se han hallado evidencias. La economía de los antiguos pobladores, así como ahora, estaba basadaen el cultivo de papa, quinua, oca, mashua, etc.  y en la parte alta se ubican las estancias donde cuidaban los rebaños de camélido (llamas y alpacas),  de donde obtenían carne, lana, y otros productos derivados; que a su vez realizaban trueques con los productos de los habitantes de Tambillo y Monobamba (zona de ceja de selva).

Fundación

Ricrán, fue creado como distrito el 20 de enero de 1944, con la Ley N° 9909, dado por el Congreso de la República. Siendo presidente constitucional de la República Manuel Prado Ugarteche y como diputado por la provincia de Jauja Manuel Leopoldo García. El primer alcalde fue el ciudadano Jerónimo Marcos Anchieta.