info@enperu.org +51 84231577

Santiago

Cuenta la historia que al terminar la conquista del imperio de los incas, Diego de Almagro emprendió la conquista del sur. Partieron del cusco hasta llegar a nazca y asentarse en ese lugar, en ese difícil trayecto, desfallecidos y casi muertos de hambre, Diego de Almagro y sus hombres imploraron a la gracia divina el nombre del apóstol Santiago patrón de España para que los ayudara. Siguieron su viaje y llegaron a este valle donde encontraron grandes, sembríos de algodón, maizales, pallar, etc. Y al haber encontrado este prodigioso valle los viajeros se arrodillaron y dieron gracia al apóstol Santiago. Desde ese momento este ubérrimo valle iqueño se le llamó Santiago. Según otras versiones a su nombre se le atribuye una acepción despectiva de pasividad. Por no decir de quietud de sus habitantes del distrito santiago.

Antecedentes

Antes de la Creación Política del Distrito de Santiago, existieron los llamados “Delegados Municipales”, quienes eran los legítimos representantes de la Municipalidad Provincial de Ica. Según versiones de algunos familiares ya desaparecidos del ex Primer Burgomaestre de la Municipalidad Distrital de Santiago, nos manifestaron que los delegados municipales, eran los auténticos representantes del gobierno.  Las funciones de los delegados municipales, eran de llevar el control vecinal como por ejemplo los nacimientos, matrimonios, defunciones, entre otras actividades delegados por su ente superior. Es una pena que estos datos se hayan perdidos, porque los asentaban en papeles simples y no tuvieron el cuidado necesario para guardarlos.

Antes de los años de 1,870, surgió un grupo de vecinos de este pueblo, con el fin de buscar una mejor representación para el pueblo de Santiago y ellos tomaron una mejor visión de prosperidad, es así que hicieron gestiones ante los representantes del Congreso de la República, quienes inmediatamente brindaron su amplio apoyo y tomaron la iniciativa de los vecinos de Santiago en coordinación con representantes de la Provincia de Ica, se logra el tan ansiado reconocimiento como Distrito, un 31 de Octubre del año 1,870.