info@enperu.org +51 84231577

Mina de Santa Barbara o mina de la Muerte

La mina de santa barbara huancavelica esta a 6 Km. al sureste de la ciudad de Huancavelica,     fue     una     antigua     mina     explotada durante el virreinato y considerada como   “la   preciosa   alhaja   de   la   corona   española”,  e  donde  se  extraía  el  mercurio  necesario  para  purificar  la  plata.  Cuenta  la  historia que la undación de Huancavelica en 1571,  se  debe  al  descubrimiento  de  esta  mina  (1563)  encontrada  por  el  encomendero  Amador  de  Cabrera  gracias  a  la  información  proporcionada  por  un  cacique  indígena.  Con  3 este  hallazgo,  la  explotación  de  los  yacimientos  de  plata  del  Perú  mejoró,  pues  con  el  mercurio o azogue se lograba obtener un mineral de mayor pureza. Por ello, junto a Potosí (Bolivia),  Santa  Bárbara  se  convirtió  en  la  más  célebre  mina  del  virreinato  peruano.  Esta mina fue el punto de partida de la famosa «ruta del mercurio», saliendo de la ciudad arrieros guiando caravanas de llamas y mulas que transportaban el preciado metal líquido, en botas de cuero, hasta Tambo de Mora, puerto en el cual se embarcaba con destino a Arica, para desde allí seguir a la mina de plata de Potosí. Por la dureza del trabajo, era también llamada la “Mina de la Muerte”, donde las madres llegaban al extremo de quebrar los huesos de sus hijos pequeños para librarlos de los trabajos y no verlos morir en el trabajo de la mina. En la zona  se  conservan  vestigios  del  antiguo  asentamiento  colonial  y  en  la  entrada  principal  es  posible apreciar un escudo de la corona española grabado en piedra.

Antigua mina explotada durante el Virreinato. La población indígena debía acudir obligatoriamente a extraer el mercurio necesario para purificar la plata. El trabajo era tan duro que las madres llegaban al extremo de quebrar los huesos de sus hijos pequeños para librarlos de los trabajos y no verlos morir en la “Mina de la Muerte”. En la zona se conservan vestigios del antiguo asentamiento colonial, en la entrada principal de la mina resalta el escudo de la corona española grabado en piedra.